Las "vacunas" contra el COVID-19 son una terapia génica


  • Las “vacunas” de ARNm creadas por Moderna y Pfizer son terapias génicas. Cumplen con todas las características de una terapia génica
  • El ARNm contiene instrucciones genéticas para producir diferentes tipos de proteínas. Las “vacunas” de ARNm envían una versión sintética de ARNm a sus células que tienen la orden de producir la proteína Spike del SARS-CoV-2 y el antígeno, que después activa su sistema inmunológico para producir anticuerpos
  • La única persona que se beneficia de la “vacuna” de ARNm es quien la recibió, ya que solo está diseñada para disminuir los síntomas clínicos relacionados con la proteína Spike S-1. Dado que usted es el único que obtendrá un beneficio, no tiene sentido exigirle que acepte los riesgos de la terapia "por el bien común" de su comunidad
  • Y debido a que las “vacunas” de ARNm no cumplen con la definición médica y legal de una vacuna, comercializarlas como tal es una práctica engañosa que viola la ley que rige la publicidad de las prácticas médicas
  • Ni siquiera se ha demostrado que el SARS-CoV-2 sea la causa del COVID-19. Por lo tanto, no se puede decir que una terapia génica, que le indica a su cuerpo que produzca un antígeno del SARS-CoV-2 (la proteína Spike viral), sea una medida preventiva contra el COVID-19, ya que no se ha demostrado que exista relación entre ambos

A medida que muchos países están haciendo obligatoria la vacuna contra el COVID-19, es cada vez más importante comprender cuál es la realidad de estas inyecciones. Las “vacunas” de ARNm creadas por Moderna y Pfizer son terapias génicas.

Como explicaré a continuación, no hay forma de evitar esto, y los fabricantes de medicamentos y los funcionarios de salud pública deben admitirlo. ¿Por qué? Porque eso hace toda la diferencia en el mundo. No pueden imponer una terapia génica contra el COVID-19, ni obligar a poblaciones enteras a someterse a una terapia génica para una enfermedad que no tienen y que tal vez nunca tendrán.

Cabe destacar que los principales medios de comunicación, los verificadores de información y varios grupos industriales insisten en que la afirmación de la terapia génica es falsa, a pesar de que cada detalle sobre las vacunas dice lo contrario. ¿Por qué difunden esta desinformación? ¿Por qué no quieren que se sepa cuál es la verdad de estas inyecciones?

En resumen, saben que etiquetarlas como "terapias génicas" sería como ponerles una etiqueta de calavera y tibias cruzadas. La mayoría de las personas tienen suficiente sentido común para comprender que la terapia génica es diferente a una vacuna regular y podría ser una mala idea, en especial para los niños y las personas más jóvenes.

Las “vacunas” de ARNm no cumplen ninguno de los criterios para una vacuna

Link a publicación completa en el sitio Mercola

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.