La pandemia es la excusa de los campos de concentración para disidentes


Desde el año 2000, hemos sido testigos de dos acontecimientos trascendentales, el 11-S y el Covid-19. Ambos produjeron cambios masivos en la libertad civil y el poder gubernamental, reduciendo la primera y aumentando el segundo.


La narrativa oficial del 11-S es increíble, ya que es contraria a toda ciencia conocida. La narrativa oficial del Covid se basa en la ejecución de un test PCR a ciclos altos, que se sabe que produce falsos positivos, para generar titulares de una tasa de infección aterradoramente alta. Las muertes por Covid se magnifican al ignorar las comorbilidades y al contar incluso las muertes por motocicleta como muertes por Covid. En Estados Unidos se crearon incentivos económicos para que los hospitales informaran de todas las muertes como muertes por Covid. La temporada de gripe se ha confundido con la de Covid y ha desaparecido. Es posible que más pacientes de Covid murieran por los ventiladores que por Covid y por sistemas inmunitarios no apoyados por la ingesta adecuada de vitaminas C y D y zinc. No era necesario que se produjeran muertes por Covid, ya que se disponía de dos tratamientos probados y seguros, la HCQ y la ivermectina, pero prohibidos por las autoridades públicas. Se querían muertes para crear miedo y que las empresas farmacéuticas ganaran miles de millones de dólares con la venta de vacunas y para que los gobiernos impusieran más controles sobre los ciudadanos y más inhibiciones de la libertad civil.

En Florida no hay encierros, ni obligación de llevar mascarilla, ni detenciones de personas por "incumplimiento", y las calles no están abarrotadas de floridanos muertos. De hecho, no sabrías que allí hay también una "pandemia de Covid". Lo que nos indica que estamos ante un engaño orquestado con motivos ulteriores. 

En Estados Unidos, el 11-S se utilizó no sólo para atacar a siete países de Oriente Medio y el Norte de África con pretextos totalmente falsos, sino también para atacar la Constitución estadounidense. El Hábeas Corpus y el debido proceso fueron descartados por la "guerra contra el terror". En consecuencia, hoy la libertad civil estadounidense está muy debilitada.

En el siguiente artículo, el europeo Soren Korsgaard informa de que la orquestada "pandemia de Covid" se está utilizando en todo el mundo occidental como excusa para los campos de concentración.

Uno de los aspectos más preocupantes de la orquestación de la Covid, aparte de las vacunas obligatorias, los cierres y la destrucción de libertades civiles, es la construcción de campos para aquellos que discuten y desobedecen los mandatos por Covid.

Link a publicación completa: https://es.sott.net/article/76693-La-pandemia-es-la-excusa-de-los-campos-de-concentracion-para-disidentes

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.