Fabricación de una pandemia: Quién podría organizarla y por qué


Es difícil no darse cuenta de algo artificial en la "pandemia" anunciada actualmente del nuevo virus Covid-19. La cobertura mediática de este evento tiene todas las características de una campaña histérica coordinada.

Los principales medios de comunicación, como de costumbre, etiquetan a todos los que se oponen a su versión de los hechos como "teóricos de la conspiración".

Sin embargo, además de la lista habitual de escépticos como James Corbett o Del Bigtree, ahora tenemos muchos científicos y médicos establecidos que cuestionan públicamente la versión de los eventos que están presentando los principales medios de comunicación y los gobiernos.

Estos son, por nombrar algunos: el Dr. Sucharit Bhakdi, profesor emérito de la Universidad Johannes Gutenberg en Mainz y ex director del Instituto de Microbiología Médica; Dr. Wolfgang Wodarg, miembro de PACE; la profesora Dolores Cahill, vicepresidenta del Comité Científico de la IMI (tiene más títulos importantes de los que pueden caber aquí); el Dr. Peer Eifler de Austria; Dr. Claus Köhnlein; Dr. Scott Jensen, senador de Minnesota; Harvey A. Risch, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Yale.

Vivimos en una época única, en el final de un proyecto colonial europeo que existió durante 500 años, haciendo de Europa y Estados Unidos la parte más rica e influyente del mundo y la envidia de la mayoría de sus habitantes.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la década de 1960, este proyecto colonial fue reemplazado gradualmente por el neocolonialismo, controlado casi exclusivamente por plutócratas estadounidenses. En los últimos 10-20 años, los sistemas del neocolonialismo comenzaron a derrumbarse debido al ascenso económico de China y también debido a la degeneración de las élites occidentales. En los últimos años, lo que llamamos el Mundo Libre mantiene su estilo de vida simplemente endeudándose cada vez más.

Esta situación no puede continuar indefinidamente, y muy pronto podemos esperar una caída abrupta del nivel de vida en Estados Unidos, Reino Unido y la mayoría de los países europeos, acompañada de tremendos trastornos sociales. La plutocracia estadounidense no tiene medios económicos o militares para detener este colapso.

Una solución inteligente sería echarle la culpa a un fenómeno natural, como una enfermedad, y luego justificar cualquier cantidad de violencia necesaria para mantener bajo control los problemas resultantes de la crisis.

Link: https://off-guardian.org/2020/09/06/%EF%BB%BFfabricating-a-pandemic-who-could-organize-it-and-why/

Traducción al español PDF


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.